Prioriza el sexo en tu relación de pareja y en tu día a día

Prioriza el sexo en tu relación de pareja y en tu día a día

Actualmente, nuestro día a día acostumbra a ser muy ajetreado y con poco tiempo libre; llegamos a casa por la noche, agotados y con ganas de meternos en la cama y descansar. Si nos dejamos llevar por esta dinámica siempre acaba quedando el sexo en último lugar. Después de lavar los platos por la noche y relajarnos en el sofá, quedándonos medio dormidos, es fácil que en ese momento el deseo no aparezca y se llegue al momento de hacerlo “porque ya toca”. Lo que yo llamo “el síndrome del calendario”.

Por eso, es importante dar un espacio al sexo, priorizarlo ante otras obligaciones. Si nos paramos a pensar, en muchas ocasiones hacemos cosas que no nos acaban de apetecer, pero si mantenemos un ritmo y frecuencia y nos incentivamos, acaban gustándonos y hasta acabamos deseando que llegue el momento de volverlo a hacer. Por ejemplo, el deporte. Con la sexualidad ocurre exactamente lo mismo: si lo priorizamos y no lo dejamos “para después de las obligaciones”, disfrutaremos de ello ¡más y mejor!

Categories: Estilo de Vida
Tags: , ,
La Sexualidad Empieza en la Seducción

La Sexualidad Empieza en la Seducción

Con el paso de los años (y sobre todo si tenemos pareja estable) nos olvidamos que el sexo es mucho más que preliminares, coito y orgasmo. Por tanto, si queremos tener un sexo de calidad ha llegado el momento de volver a recuperar el coqueteo y la picardía fuera del momento sexual y convertir nuestro día a día en erótico, sensual y positivo.

Introduciendo la seducción, automáticamente conseguiremos aumentar nuestro deseo y el de nuestra pareja. Con esto no quiero decir que se deba dedicar un largo y tedioso tiempo a la seducción, sino que en ocasiones un simple beso, mirada, acercamiento o comentario subido de tono, conductas que son de dos minutos, son suficientes para revivir la llama.

Categories: Estilo de Vida
Tags: ,
Sexualidad y Creatividad

Sexualidad y Creatividad

VIVIENDO UNA SEXUALIDAD CREATIVA

Cuando la comunicación fluida, la complicidad, la intimidad, la confianza y el deseo prevalecen en la relación de la pareja, la energía sexual fluye libremente, proporcionando espacios únicos de placer sexual, casi sagrados, caracterizados por el abandono emocional, la autenticidad y el orgasmo, que refuerzan los lazos afectivos y el sentimiento oceánico del amor.

Pero, en ocasiones, los tiempos de Eros se ven nublados por los de Tánatos, el dios griego de la muerte, y la duda y el sufrimiento invaden la relación, tal como les ocurre a los protagonistas de estas historias, unas frases seleccionadas de las muchas que suenan diariamente en las consultas de psicoterapia.

Se suele asociar la pérdida del deseo con la del amor, pero no siempre están relacionadas, porque hay muchos factores que, junto a la monotonía y la rutina cotidiana, influyen de manera directa o indirecta en la atmósfera libidinal de cada pareja. Los más genéricos son los propios de una realidad social y cultural todavía llena de prejuicios y de una doble moral que genera timidez, inhibición y teatralidad en las relaciones sexuales. Así, muchas personas ocultan sus impulsos y fantasías o las viven con personas extrañas antes de compartirlas con su pareja, lo que es motivo de distancia y soledad.

FACTORES QUE LIMITAN EL GOCE SEXUAL

Pero existen otros factores menos evidentes y que tienen mucha fuerza por cuanto provienen de la historia infantil. La forma como se han desarrollado el proceso libidinal y las experiencias sexuales, desde el principio de la vida –fase oral– hasta el final de la adolescencia –muchas veces teñida de represión y traumas– tiene una gran repercusión. Por ejemplo, los abusos sexuales suelen anular el impulso natural de la masturbación y mermar el deseo, que es inconscientemente interiorizado como una amenaza.

Esta atmósfera constrictiva de la sexualidad solo se modificará con cambios en los ámbitos familiares y educativos. El más básico es promover en familias y escuelas una crianza y una educación ecológicas que faciliten el desarrollo funcional de la sexualidad infantil y adolescente, prestando especial atención a la primera díada vincular “madre-bebé”, la sexualidad oral y los primeros juegos sexuales. También sería necesario poner en marcha programas educativos sobre la sexualidad en las escuelas con una metodología pedagógica adecuada a la edad y otras variables significativas, donde se tolere y se facilite su expresión. Y finalmente, incrementar el conocimiento sexual y amoroso con programas rigurosos en medios de comunicación e instituciones y realizar planes gubernamentales interdisciplinarios para prevenir los abusos y la violencia sexual.

LA INFLUENCIA DEL PASADO (TRAUMAS, CARENCIAS…)

Siguiendo con las influencias del pasado, en algunas relaciones se instauran roles parentales que intentan cubrir las carencias afectivas infantiles; uno de los miembros comienza a ejercer una función de padre o de madre y el otro de niño o niña, abandonando progresivamente la impronta libidinal adulta, que es la que estimula la pasión y el deseo, hasta que terminan por afianzarse convivencias más fraternales que pasionales.

En cualquier caso, es importante tener en cuenta las circunstancias que pueda estar atravesando cada uno, como cambios hormonales durante la menstruación, el embarazo, la menopausia y la andropausia; el distrés sufrido por conflictos no resueltos; las crisis de valores o existenciales, enfermedades e ingesta de ciertos fármacos, o la aceptación de la homosexualidad encubierta o los enamoramientos ocasionales.

CAUSAS DE UNA VIDA SEXUAL POBRE

Discernir cuáles son los factores que están influyendo en cada caso en particular, recuperar tiempos perdidos y establecer ánimo y cordura para tomar decisiones conjuntas conscientes son algunas de las tareas de la psicoterapia individual y de pareja, en nuestro caso siguiendo el modelo caracteroanalítico y psicocorporal. La psicoterapia supuso, por ejemplo, para Alicia y Juan recuperar el placer sexual después de años de distancia y frialdad. Juan era ingeniero y tenía una pequeña empresa de energía solar que quebró. Tuvo que aceptar la oferta de una multinacional en Dubai, hasta que tres años después consiguió volver a una sucursal cerca de su ciudad. En ese periodo, se vieron durante las vacaciones de los niños, pero los encuentros se fueron caracterizando por la falta de pasión y la extrañeza. Llegaron a la consulta convencidos de que iban a separarse, pese a que se querían. Las primeras sesiones fueron intensas. Alicia tuvo que lidiar con una fuerte emergencia de la tristeza y la rabia asociadas a la desconfianza, mientras que Juan se enfrentó con sus miedos a la pérdida y al compromiso. Conforme fueron dando salida a esas pulsiones en un ambiente de tolerancia, afloró de nuevo el deseo y comenzaron lo que Juan definió como “la etapa de la juventud madura”.

Muy diferente fue la decisión que tomó Ana cuando percibió la enorme inhibición sexual en la que estaba inmersa y el comportamiento maternal que mantenía con Ramón, su esposo. Durante los cinco años de convivencia, ella había cubierto las necesidades cotidianas de Ramón, excepto las sexuales, que le demandaba en contadas ocasiones. Ana pensaba que su convivencia era normal, y se sentía tranquila y satisfecha porque era parecida a la de la mayoría de sus amigas. Pero dejó de estarlo cuando conoció a Enrique, por el que se sintió muy atraída y con quien descubrió su capacidad para disfrutar la sexualidad. Este hecho, sumado a otras circunstancias de las que fue siendo consciente durante el proceso terapéutico que había iniciado por una crisis de ansiedad, produjo en ella un fuerte cuestionamiento del vínculo que había mantenido con Ramón. Aconsejé a Ana realizar unas sesiones de pareja con una colega, pero Ramón se negó aduciendo que no tenía nada que cambiar, que el problema era de ella. Esta reacción corroboró la intuición de Ana de que tenía que separarse, “porque era una relación inmadura”.

Como vemos, la psicoterapia suele ser eficaz. Pero podría recurrirse menos a ella con medidas para potenciar la fuerza del amor y el goce de los cuerpos. Entre ellas, quizá la más importante sea la creatividad, usar el impulso sexual para descubrir las acciones gozosas que pueden realizar los amados sin buscar la descarga inmediata a través de la acción genital.

UN ÉXTASIS LIBRE Y LÚDICO

No hay recetas, lo esencial es abrirse a la sensualidad y el sexo sin cortapisas, buscando el placer en armonía con la pareja.

SIN MANUALES

Es importante tratar de ser creativos para ir articulando un espacio sexual lúdico y libre que sea la consecuencia de la interacción de las sexualidades de cada uno. La idea de que hay una única forma de vivir la sexualidad es totalmente obsoleta. Olvidad los manuales.

UN RITMO SENSUAL

Recrearos en el “imperio de los sentidos”, haced aquello que resulte satisfactorio siempre que no dañe al otro, dejad que el ritmo de lo sensual se fusione con el sexual.

RETRASAR LA CONSUMACIÓN

Tratad de descubrir poco a poco las acciones gozosas sin buscar la consumación inmediata del acto a través de la acción genital. Eso pasa por mirarse, exhibirse, acariciarse, besarse, excitarse, mojarse, hasta acercarse al éxtasis.

DANZA CÓSMICA

El encuentro sexual puede ser un abandonarse en una danza cósmica de lo Vivo, al flujo de lo esencial, a la desaparición del yo propio y del otro y convertirse en un encuentro genuino de almas y cuerpos.

TIEMPO COMPARTIDO

Viajad sin objetivos determinados, con espacios para la intimidad, la espontaneidad y el encuentro mimoso, sensual y sexual de los cuerpos, compartiendo miedos, deseos y fantasías para que el goce sea genuino, desterrando juicios y censuras que lo empobrezcan o impidan.

Categories: Estilo de Vida
Tags: ,
Juguetes Sexuales en la Pareja

Juguetes Sexuales en la Pareja

¿Quién dijo que los sex toys solo sirven para divertirse en soledad? Nada más lejos de la realidad. Los juguetes sexuales pueden ser una opción perfecta para devolver la pasión a vuestra pareja si estáis pasando un momento en el que la libido parece haber descendido. También son una forma de innovar en vuestra vida sexual para evitar caer en la monotonía. No todos los sex toys son aptos para usar en pareja, por eso hemos seleccionado para ti los que más os harán vibrar a ambos.
Atrévete a embarcarte en nuevas experiencias que harán que el sexo tome rumbos que aún desconocías. Déjate llevar por la estimulación, las sensaciones y comparte con tu pareja momentos de intenso placer que nunca antes habías sentido. ¿Listos para dejaros llevar?

1. Los vibradores

El vibrador es el rey indiscutible de los juguetes sexuales. Si estás habituada a utilizarlo tú sola, empieza a reconsiderarlo, ya que se trata de un objeto perfecto para reavivar la sexualidad de la pareja.
En el mercado existen numerosos tipos de vibradores con formas y materiales adaptados a cada gusto. Deja que sea tu pareja la que introduzca en ti el vibrador para ponerte a mil, será muy excitante para los dos. Si sois una pareja muy atrevida puedes pensar en utilizarlo tú con él…

2. Esposas: uno de los juguetes sexuales más comúnes

¿Te pica la curiosidad con el bondage, pero sin exageraciones? Las esposas son los juguetes sexuales perfectos para usar en pareja y para poner ese toque picante a vuestra relación sin llegar al BDSM propiamente dicho.
Incluir a vuestras relaciones un par de esposas de pelo y hechas de cuero hará subir la temperatura fácilmente. Puedes esposarte o esposar a tu pareja a la cama o incluso esposaros el uno al otro, las opciones son tan amplias como quieras imaginar.
Si quieres jugar con unas esposas sofisticadas y elegantes, que puedes llevar con cualquier de tus looks como una auténtica pieza de joyería.

3. El huevo vibrador, el juguete sexual perfecto para alcanzar el orgasmo

El huevo vibrador se trata de un pequeño vibrador portátil y plegable con un mando a distancia con el que le darás el poder a tu pareja de ponerlo en funcionamiento cuando quiera después de haberlo insertado tú en tu vagina.
¿Te fías de tu pareja para confiarle el mando? Después de un día jugando con el huevo vibrador en el reencuentro saldrán chispas…

4. El plumero

El plumero es un juguete sexual muy excitante para utilizar en pareja durante los preliminares. Te ayudará a estimular todas las zonas erógenas de tu pareja, haciendo pequeñas cosquillas con apenas rozar su piel con las plumas del plumero.
Prueba a vendarle los ojos a tu pareja para que no pueda ver tus movimientos y después empieza a acariciarlo suavemente con el plumero, provocarás al instante su excitación en pocos segundos…

5. El anillo vibrador: un must have en tus relaciones

El anillo vibrador es un juguete sexual perfecto para el placer y su éxito en las parejas está más que justificado. Basta que el hombre se lo coloque para reforzar la erección y para estimular tu clítoris durante la penetración, tan solo bastará un simple roce para desatar la locura.

6. Dados del amor: el juego de mesa para jugar los dos

Tira los dados, descubre y elige hasta dónde quieres llegar. El juego de dados Lucky Love Dice es la excusa perfecta para crear un ambiente con el que sorprender a tu pareja y experimentar. Nunca antes te importó tan poco perder en un juego…

Categories: Estilo de Vida
Tags: ,